Devenir 

De caderas anchas, pechos pequeños, naricilla.

Gasta una sonrisa triste con calzador, aunque de vez en cuando se ríe a carcajadas.

- Maura, ¿estás ahí?

 

Es una plaza pequeña, un redondel hecho de piedra y con una cruz de malta. Para llegar a ella ha bajado nueve escalones también de piedra, que son grises y agrietados como los cielos que hay en el norte. Una construccion atípica, pues normalmente se sube cuando se quiere rezar.

Maura ha escapado con el coche en pos de algún rincón alejado de su mundo conocido.

Hace algún tiempo que se siente extraña y busca situaciones a la par. Sin prepararlo y de manera impulsiva, un lugar al azar en el mapa.

 

Y allí está, con la ermita y su fuente ornamental. "¿El agua bendita es potable?" se pregunta. 

Está recostada en la pared principal, sentada en el suelo junto al portón semiabierto. La sombra le cubre hasta los pies escondiéndola de un sol cegador.

 

"Más tarde voy a necesitar las gafas" se reprende. "Si no te has acordado es que no las necesitas" inmediatamente se responde.

Quieren enseñarle a no ser tan negativa y ella algo aprende.

A programar y positivar sus pensamientos.

 

- ¿Maura?

 

Ella despierta de una meditación profunda a través del silencio. Se acomoda el celular.

 

- Sí... estoy.

 

- En qué andas… Maura?

El burbujeo del agua se pierde entre las voces de la calle. Uno anda en bicicleta, una pareja pasea un labrador que implora libertad, y otro... tan solo camina.

 

El pueblo está lleno de rostros que Maura, como mucho, solo verá una vez. Una mirada dura un segundo y luego desaparece en el recuerdo, como cada gota que cae y se mezcla en la fuente. Una sola gota es intrascendente, pero gracias a ella el estanque está lleno.

 

Un niño con algo en las manos pasa corriendo. Tropieza. Se le escapa una sandalia. Se sienta en la acera y se la encalza, volviendo a correr. Los pequeños detalles suelen pasar desapercibidos, aunque nos fijamos más en ellos cuando el entorno está, como ahora, por descubrir.

Maura respira.

 

- Ando buscando…

- Busco un devenir que me inspire. Para ello, mi corazón es oídos. Cuéntame primero de ti.

📷 from Creative Commons CC

📝 by Cesar Rampe

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now