Antihéroe 

Año MA76.

El mundo que hoy conocemos

 

-de carabinas y gadgets,

entes feéricos y dragones-

 

ha enloquecido.

 

Hay una principal causa.

 

 

La raza humana, los seres “injertados” y todas las especies del mundo salvaje están profundamente afectados por una terrible crisis:

La Hiel.

La Hiel es la lacra del mundo, un veneno ante el cual sucumben casi todos los seres y que los hace poderosos, frágiles y malvados.

 

Para unos, una fuerza que permite dominar a sus semejantes, para todos una droga que los consume.

La Hiel se instala en el cuerpo, mente y/o esencia… y en diferentes grados.

 

A niveles bajos, el portador pierde el control temporal de sí mismo cuando ésta se manifiesta, aunque por lo común es imperceptible. A este grupo de sujetos se les conoce como los “Libres” y son la mayoría.

 

Un segundo grupo son los “Profundos”, con cuotas más elevadas de Hiel y con más posibilidades de cometer descontroladas atrocidades.

Sin embargo, los más peligrosos y maléficos son, sin duda, los “Gélidos”, aquellos seres que han traspasado la denominada “Frontera”.

Los Gélidos actúan con un perverso y maquiavélico instinto.

La Hiel es atrayente.

 

La Hiel es rencor,

enfermiza ambición

y… amargura.

 

Se desconoce

por completo

el origen del mal,

de donde nace

tan oscuro

y engañoso placer.

Sí se han descubierto los 3 modos de envenenarse por Hiel:

 

  • Por transmisión, mediante un conjuro ponzoñoso de un mago altamente afectado. Se ve herida la Esencia de la víctima.

 

  • Por resentimiento. Pensamientos y acciones negativas acaban corrompiendo. La Hiel ataca a la mente.

 

  • Por autonomía. Tomar droga de Hiel en cápsulas inyectables la acrecienta. El cuerpo se ve gravemente afectado.

 

 

 

Hiel y sufrimiento.

Sufrimiento y muerte.

 

 

 

Aun así, hay luz tras las tinieblas.

 

Un antídoto.

Ellos y ellas son la excepción y son excepcionales.

 

 

Además, muchos/as son “Puros”, sin una gota de Hiel en sus venas.

 

Los y las llaman “Antihéroes”, y en ocasiones también “Caminantes”.

 

Son soldados, cónsules y magos/as que recorren el mundo para descubrir el origen del veneno y erradicarlo; explorar territorios y culturas; conseguir “cobre” con el que adquirir más equipo, artilugios y transportes; aprender nuevos conjuros; ganar experiencia y habilidades…

… o sencillamente sobrevivir.

Las y los

soldados

son cuerpo.

Magos

y magas…

Esencia.

Los y las

cónsules,

voz.

Asimismo, de tres maneras los caminantes liberan a la población.

 

-3 peldaños en la evolución -.

- Aturdiendo al portador en un ataque físico sin llegar a destruirlo o de manera intimidatoria hasta lograr su rendición, para suministrar la vacuna. La vacuna son cápsulas orales inyectables que anulan los efectos de la Hiel, creada a partir de muestras de médula de los seres “Puros”.

 

- Influyendo. Convenciendo al portador para que se deje vacunar. El liberador persuade al trastornado mediante la “Voz” con una voluntad acogedora, sincera y entrenada.

 

- Hechizando. En una total avenencia esencial, deshaciendo el efecto de la Hiel con magia.

Si en el exorcismo el portador muere, el ejecutor experimenta un fuerte sentimiento de culpa, agravando su propia Hiel...

 

Si, por el contrario, consigue salvarl@…

ambos son liberad@s.

Bajo la bruma…

 

Los lobos cuidan del rebaño.

 

Un gato negro ronronea.

¿Y tú, Antihéroe?

 

Soldado, Cónsul o Mag@…

 

¿A quién vas a salvar hoy?

📷 by Duncan Triskel & ArtDrómeda

📝 by Cesar Rampe

👤 Miguel Ángel Ramírez

👤 Alexandra Martín

👤 Daniel Calvin

👤 Delirium

👤 Alejandra

👤 Matt Crowley

👤 Wolf

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now